martes, 5 de octubre de 2010

Capitulo 19. Te quise, o tal vez no… ¿A quien quiero engañar? ¡Te sigo queriendo!

Aviso: Cambié el nombre de la novia de Justin, ya no se va a llamar Barbie, ahora se llama Caitlin. Sí, tiene algo que ver con la ex de Justin Bieber, tuve una leve (más bien enorme) obsesión con él JAJAJJAJA. Espero que no les moleste ni las confunda.

Capitulo 19.
Te quise, o tal vez no… ¿A quien quiero engañar? ¡Te sigo queriendo!

- Lizzie… -dijo él- Perdóname… -agregó-
- Justin -dije dándome vuelta para verlo a los ojos-, te confié mi vida. Te dije cosas que nunca le había dicho a nadie más. Y… ¡lo peor de todo es que no sé por qué me pongo así!
- Te coqueteé y te traicioné. Bueno, en realidad, nunca fuimos nada, pero… -hizo una pausa y bajó la cabeza tristemente- yo sentí una conexión cuando nuestras miradas se cruzaban.
- Pero no era nada. Bueno, al menos para vos, porque yo sentí lo mismo, juro que cuando me dijiste que me querías tuve que morderme el labio para no decirte “Yo también”. Estuve a punto de confesarte que sentía cierta atracción por vos. Tenía miedo de que pudieras lastimarme, no me quería entregar por completo. Pero al final salí más lastimada de lo que pudiera haber salido. Y me siento pésimo. Sin embargo no puedo culparte, no hiciste nada malo.
- Solo el hecho de que te hice llorar es malo. No puedo siquiera pensar que te lastimé, encima, sabiendo que si te enterabas iba a dolerte. Pero, un punto a favor mío, sería que te lo iba a decir mañana.
- El dicho no suele usarse para este tipo de situaciones; pero no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
- Tenes razón. Pero es mi novia desde hace solo un día, cuando te conocí todavía no estaba con ella. Es que cuando la vi fue amor a primera vista -sonrió enamorado-.
¿Amor a primera vista? Eso había dolido. Contuve las lagrimas otra vez.
- Que… que lindo -dije amargamente, con el nudo en la garganta, que no me dejaba hablar mucho-.
- En serio, lo siento.
- No. Ya está, no te preocupes. En realidad, vos fuiste solo un juego para mi, nunca te tomé muy en serio, ni a vos, ni a nuestra relación -dije, ignorando el dolor de la mirada del chico-.
- Ni me lo hubiera imaginado… Vos nunca fuiste un juego para mi, yo te tomé muy en serio… Te… te quise.
¿Quise? ¡¿Quise?! ¿Ya había pasado todo? ¿Ya había quedado todo en el olvido?
- Nos vemos… -dijo él, cuando me paré, para irme caminando-
- O tal vez no… -agregué-
Lo dejé sentado en el banco, solo, y me fui caminando mientras un par de lagrimas resbalaban por mis mejillas.

Capitulo 20, adelanto.
- No te veía desde… -bueno, por lo menos, yo no quería hablar de eso-
- Desde el día que te dije que no te quería ver más -completé la frase, bajando la cabeza para no tener que verlo a los ojos-.
- Te… te extrañe bastante… Estuve pensando en vos en este tiempo -dijo-.
- Tu novia se enojaría -dije apretando los dientes y los puños y dándome vuelta otra vez para seguir ordenando-.

- ¿Y tu forma de conquistar una chica es engañándola? -pregunté mordaz-
- ¿Y que si es así? ¿Funciona? -preguntó acercándose a mi provocativamente-
- No. Conmigo no -me alejé, sintiéndome lo más-.
- Ahora en serio -me alcanzó y me tomó del brazo-. No te quiero perder como amiga, porque… -se calló-

1 comentario:

  1. se puso mucho mejor!! SOS MUY BUENA ESCRIBIENDO, PAU!!

    ResponderEliminar